Para asegurar el correcto funcionamiento del dispositivo y de todas las funciones disponibles, es necesario tener una conexión a Internet que esté siempre activa.


De hecho, cuando se enciende por primera vez, DiCE CARE buscará redes Wi-Fi disponibles. A través de la aplicación (descargable desde tu tienda de aplicaciones), hay que conectar DiCE CARE a una red Wi-Fi que tenga acceso a Internet. Esto te permitirá descargar las actualizaciones de firmware necesarias y configurar el dispositivo.


DiCE CARE podrá conectarse a la nube a través de Wi-Fi para intercambiar datos de carga y descarga. 

El Wi-Fi permite una conexión permanente a Internet a través de tu red doméstica. 

La conexión permanente a Internet es esencial para controlar los dispositivos conectados, ya que no existe una conexión local de "teléfono inteligente a dispositivo".